Entender los Dolores Menstruales

Entender los Dolores Menstruales

Antes que nada, debes saber que cuando se trata de dolores menstruales ¡no estás sola! Casi todas sufrimos dolores en mayor o menor medida durante nuestra regla. Para algunas mujeres son tan solo una simple molestia durante un par de días, pero para otras el dolor es tal que incluso acaban en un hospital. ¿A qué se debe que experimentes o no los dolores menstruales? ¿Qué es lo normal? Queremos compartir contigo este aprendizaje y algunos secretos de nuestras expertas para que puedas comprender más tu periodo y los dolores asociados, y así manejarlos mejor.

La naturaleza de los dolores menstruales

Normalmente el dolor menstrual puede variar de leve a severo. Los dolores generalmente ocurren por primera vez un año o dos después del primer periodo. Con la edad, generalmente estos se vuelven menos dolorosos y en algunos casos se ha registrado que después del parto la mujeres ya no experimentan dolor con la regla. Por otro lado, la intensidad de los dolores puede variar de un ciclo a otro. 

Sean cuales sean las características de estos dolores, todas conocemos los síntomas asociados: dolor en la zona del abdomen (a veces severo), sensación de presión en el vientre, dolor en las caderas, espalda baja y muslos internos, e incluso a veces  náuseas, vómitos, dolores de cabeza o diarrea. Pero, ¿qué son los dolores menstruales realmente?

Dolores menstruales

Los dolores menstruales y la prostaglandina

Durante la fase menstrual de nuestro ciclo, los músculos del útero se contraen y relajan para ayudar a eliminar los tejidos acumulados a causa del engrosamiento del endometrio. Algunas mujeres comienzan a sentir estas contracciones días antes de que les baje la regla como parte del síndrome premenstrual (SPM), pero otras pueden atravesar esta fase casi sin notarlo hasta que llega su menstruación.

De cualquier manera, si las contracciones son demasiado fuertes, los músculos pueden presionar contra los vasos sanguíneos cercanos, lo que corta brevemente el suministro de oxígeno al útero. Como resultado de esta falta de oxígeno sentimos dolor y calambres.

Ahora bien, ¿qué determina que este dolor sea o no incapacitante? Los médicos no están seguros de por qué algunas mujeres experimentan una menstruación dolorosa y otras no, pero según las investigaciones, puede deberse a las prostaglandinas, unas sustancias similares a las hormonas que incrementan la sensibilidad al estímulo doloroso en cualquier proceso de inflamación. Y debido a que la menstruación es un proceso inflamatorio, si nuestro cuerpo sintetiza gran cantidad de prostaglandina durante la regla sentiremos más dolor.

Sin embargo, no se trata de deshacernos de esta sustancia, puesto que también cumple funciones importantes en nuestro organismo como regular la presión sanguínea, la coagulación de la sangre y ciertas funciones del aparato digestivo. Por tanto, lo ideal sería lidiar con los efectos de la prostaglandina temporalmente para que podamos experimentar la regla sin tanto malestar.

¿Qué puedes hacer para sentirte mejor?

Hay ciertos analgésicos como el ibuprofeno que actúan inhibiendo la producción de prostaglandinas. Sin embargo, te sugerimos probar antes con alternativas más naturales y dejar los medicamentos como último recurso.

Para ello, nuestras expertas en salud femenina nos han compartido lo mejores tips. Son recursos saludables y sencillos que puedes acomodar en tus rutinas y que te pueden proporcionar un alivio significativo a tus dolores abdominales. ¡Prueba y descubre cuáles funcionan mejor para tu cuerpo!

  • Aplica calor en la parte baja de la espalda y el abdomen. Puedes usar una bolsita especial o una botella con agua caliente a unos 40°C. En nuestra Tienda Online ECO tenemos un cojín térmico relleno de semillas de cereza que retiene el calor por más tiempo y que va genial para la zona en la que estés experimentando más dolor.
  • Duerme y descansa lo suficiente. Para aprovechar tu descanso al máximo no uses el teléfono en la cama, haz una rutina relajante antes de acostarse, no duermas boca abajo e intenta dormir al menos un poco durante el día.
  • Evita la cafeína, fumar, beber alcohol, la sal, bebidas gaseosas o energéticas y alimentos grasos y fritos. Escoge una dieta baja en grasa y alta en fibra: cereales y arroz integral, lentejas, verduras, frutas y nueces.
  • Bebe suficiente agua. Hidratarte evita que el cuerpo retenga agua y te ayudará a lidiar mejor con hinchazones dolorosos durante la menstruación. El agua tibia o caliente suele ser mejor para los dolores mesntruales, ya que los líquidos calientes aumentan el flujo de sangre a la piel y pueden relajar los músculos apretados. ¡Añade un poco de limón y miel para que sea todavía mejor!
  • Masajea tu espalda baja y abdomen. Cinco minutos al día pueden aumentar el flujo de sangre y aliviar la tensión para que te sientas mejor. Comienza unos días antes de la regla. Hazlo con aceites esenciales de lavanda o salvia para más efecto, debido a sus compuestos analgésicos.
  • Tomate un baño o ducha caliente. Relájate en agua tibia durante al menos 15 minutos, te ayudará a calmar los músculos y la mente.
  • Ten un orgasmo. Los orgasmos activan la liberación de endorfinas en el cerebro, relajan todos los músculos y reducen la tensión. Todo esto mejorará el dolor menstrual.
  • Prueba hierbas naturales con compuestos contra la inflamación y los espasmos. La naturaleza nos ha regalado alimentos muy poderosos como el jengibre y la cúrcuma para reducir las contracciones musculares y la inflamación asociada con el dolor menstrual. Prueba añadir unos trocitos de jengibre en agua caliente para obtener una bebida tibia o añade un poco de curcumina a tus comidas.
  • Además, puedes probar estas 3 posturas de yoga para combatir el dolor menstrual.
Remedios naturales dolor menstrual

Por último, ¿es normal el dolor menstrual? 

Sentir algo de dolor durante la regla es normal, así se manifiesta nuestro ciclo y hay que aprender a aceptarlo y entenderlo. Sin embargo, esto debe ser más bien una molestia y no una condición incapacitante. Es muy importante comprender cuándo los dolores menstruales se salen de la normalidad para que puedas acudir al médico de manera oportuna.

¿Cuándo ver un médico?

  • Si los dolores comienzan demasiado pronto en tu ciclo. Se deben experimentar como mucho unos 4 o 5 días antes de la fase menstrual.
  • Si el dolor severo dura más de 2 o 3 días.
  • Si los síntomas de dolor son tan graves que interrumpen tu rutina diaria normal.
  • Si la intensidad de los dolores incrementa fuertemente de un ciclo a otro.
  • Si tienes fiebre, mareos y erupciones es la piel que parecen quemaduras de sol, tienes que obtener ayuda médica de inmediato.

La salud reproductiva y menstrual a menudo se pasa por alto y su investigación continúa estando infravalorada. Por lo tanto, es importante que no seas tímida al respecto de tus dolores menstruales y busques ayuda si realmente lo necesitas.

Solo tú puedes ser defensora de tu propia salud femenina y comunicar los niveles y lo síntomas del dolor a un especialista en cuanto lo creas pertinente.

¡Hazlo con confianza y recuerda que en Kiara estamos para ti si lo necesitas!

¡Visita nuestra página web para más consejos sobre salud femenina!

2 comentarios


  • Kiara

    Hola María! Estos pueden ser síntomas de una patología o desequilibrio más serios en el cuerpo que necesita atención cuanto antes, las razones pueden ser múltiples, y es algo que se tiene que ver en una consulta con las pruebas correspondientes.


  • maría

    Si tienes fiebre, mareos y erupciones es la piel que parecen quemaduras de sol, tienes que obtener ayuda médica de inmediato ¿esto a que se debería?


Dejar un comentario

Por favor ten en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados