El método sintotérmico de la A a la Z

El método sintotérmico de la A a la Z

El método sintotérmico (MST), forma parte de los métodos basados en la observación de la fertilidad (MOF) y es el método (anti)conceptivo natural por excelencia. A diferencia del método de ritmo, que está actualmente obsoleto, el MST está aprobado por la OMS y es muy efectivo si se usa correctamente.

Sigue leyendo para descubrir exactamente cuán efectivo es y cómo usarlo para prevenir el embarazo o para concebir más fácilmente.

Voy a resolver todas las posibles preguntas sobre MST que puedas tener: 

  • ¿Qué es?
  • ¿Cómo funciona?
  • Cosas que tienes que saber sí o sí.
  • ¿De verdad es efectivo?
  • ¿Lo puedo usar si tomo anticonceptivas, estoy lactando, soy irregular, tengo amenorrea, tengo SOP?
  • Ventajas y desventajas.

¿Qué es el método sintotérmico?

Es un método basado en la observación de la fertilidad que consiste en observar diariamente algunos biomarcadores que te permiten identificar tu ventana fértil. Es decir, las señales que manda tu cuerpo que indican que eres fértil o infértil.

Fue desarrollado a finales de los años 50 en la Universidad de Minnesota por el Dr. Konald A. Prem, quien no se lo pensó mucho para elegir un nombre:

“Sinto” viene de síntoma y se refiere a los cambios en el moco cervical como síntomas de fertilidad. 

“Térmico” se refiere al cambio en la temperatura basal corporal, que se produce después de la ovulación por acción de la progesterona.

Y voilà sinto+térmico= sintotérmico.

 

¿Cómo funciona el método sintotérmico?

Una mujer o persona con vulva es fértil solo 7 días al mes, a diferencia de las personas con pene en edad reproductiva que lo son siempre. Me pregunto, entonces, ¿por qué somos nosotras las que tenemos que tomar anticonceptivos? 

El quid de la cuestión es identificar esos 7 días (ventana fértil), que corresponden aproximadamente a 5 días antes de la ovulación y 2 días después de la misma.

Lo principal es observar los cambios en el moco cervical y la temperatura basal. Aunque otros factores como la posición cervical y la sensación vulvar también se pueden tener en cuenta, para mayor precisión.

   1. Moco cervical

Durante la fase preovulatoria, los ovarios empiezan a producir grandes cantidades de estrógenos. Una de sus funciones es cambiar el moco cervical, que se vuelve más líquido para facilitar el movimiento de los espermatozoides y más básico, para contrarrestar el Ph ácido de la vagina y garantizar su supervivencia.

 

 Mediante la observación diaria del moco cervical, podrás ver que puede ser:

  • Ausente: estás seca y este es un indicador de infertilidad.
  • Denso y grumoso: cuando te frotas los dedos con este moco se forman pequeñas bolitas. También indica infertilidad.
  • Cremoso: si separas los dedos, se pueden formar pequeños picos, como montañas. Si te frotas los dedos, no se forman bolitas, la sensación es como ponerte crema de manos. Con este moco hay una fertilidad relativa.
  • Clara de huevo: el nombre lo explica bastante bien. Cuando separas los dedos, se suele estirar algunos centímetros. Es el moco cervical más fértil.
  • Líquido: algunas chicas no presentan tanto moco “clara de huevo” y, en cambio, tienen un moco líquido, casi como agua. Se identifica porque se suele sentir una descarga, como si te hubieras hecho pis. Junto al “clara de huevo” es también el más fértil.

   2. Temperatura basal (TBC)

Si el moco cervical sirve para saber cuándo se abre la ventana fértil, la TBC sirve para saber cuándo se cierra. 

Es la temperatura más baja que alcanza el cuerpo en reposo. Se toma en cuanto te despiertas sin haber bebido, hablado, comido, ni haberte incorporado.

Es el parámetro más fiable para comprobar que ya has ovulado, ya que después de la ovulación, la temperatura corporal sube abruptamente (0.2- 0.5º) con respecto a la temperatura de los días anteriores. 

Esto sucede gracias al efecto termogénico de la progesterona, que es la hormona que se produce gracias a la ovulación y se encarga de crear las condiciones óptimas para albergar el posible óvulo fecundado.

Una vez que has ovulado, si el óvulo no es fecundado en las siguientes 24, máximo 48 horas, es reabsorbido. Un embarazo después de que esto suceda es imposible, así que serás infértil por lo que te queda del ciclo y notarás también el cambio en el moco cervical.

La temperatura se mantendrá alta, bajará de nuevo al comienzo de tu siguiente ciclo, cuando la progesterona cae en picado y se mantendrá baja hasta la siguiente ovulación.

Metodo sintotermico temperatura basal

      3. Posición cervical

Es un biomarcador complementario, que te puede ayudar en caso de que alguno de los anteriores no esté muy claro.

Si introduces un dedo en tu vagina, puedes tocar al final del todo el cérvix o cuello del útero. Su posición y consistencia cambian durante el ciclo menstrual.

Cuando te acercas a la ovulación, cuesta más alcanzar el cérvix porque está más alto, más blando y más abierto. Esto sucede para facilitar la entrada del pene y los espermatozoides. Los responsables de estos cambios son los estrógenos.

Si no estás alrededor de la ovulación, normalmente el cérvix es más fácil de alcanzar y se siente firme y duro como la punta de la nariz.

   4. Sensación vulvar

Poco se habla de este biomarcador, que para algunas educadoras de método sintotérmico es casi tan importante como el moco cervical.

La sensación vulvar describe qué tan seca o húmeda se siente tu vulva durante el ciclo menstrual.

Complementa muy bien al moco cervical, ya que en ocasiones, puede que no veas tanta cantidad de moco, pero que aún así te sientas húmeda, lubricada o mojada. Estas 3 sensaciones indican que podrías ser fértil, en cambio si te sientes seca, indica infertilidad.

Para medirla, puedes fijarte en cómo “resbalan” los labios de tu vagina al caminar o cómo desliza el papel higiénico cuando vas al baño.

Cosas que tienes que saber sí o sí

1. El MST no protege contra ITS, así que si no tienes pareja sexual estable, la mejor opción siempre va a ser usar métodos de barrera, que puedes complementar perfectamente con otros.

2. Son necesarios mínimo 3 meses de registros para poderlo usar como anticonceptivo.

3. Es una herramienta genial para fortalecer la relación de pareja, ya que la otra parte se puede involucrar en el registro e interpretación de los biomarcadores.

4. El MST no se aprende en Instagram o en Blogs. Nosotras te informamos, te contamos cómo funciona y te motivamos a usarlo, pero la mejor opción es siempre hacerlo con una educadora certificada (en Kiara tenemos una) porque te va a saber guiar según tu situación personal.

5. No sirve para predecir ni ovulación, ni menstruación, ni Es una herramienta de observación y usarla para predecir es uno de los errores frecuentes en su uso que lleva en ocasiones a embarazos no deseados.

    Parte de ser cíclicas es ser cambiantes. Aunque seas muy regular, no hay ningún ciclo menstrual igual al otro.

    Puedes usarlo para identificar patrones y autoconocerte, pero nunca para predecir.

    6. Hay un PERÍODO DE FERTILIDAD RELATIVA al inicio del ciclo y antes de la ovulación, que es variable según el ciclo (de ahí que no se pueda predecir). La ovulación se puede atrasar o adelantar y el único modo de saberlo es llevando un registro correcto.

    7. Si quieres prevenir el embarazo, el método sintotérmico dicta que, durante la ventana fértil, lo suyo sería abstenerse del coito vaginal (que no del sexo, ojo).

      Si optas por tener coito vaginal con preservativo durante la ventana fértil (y el período de fertilidad relativa), estarías usando el preservativo como anticonceptivo. Es decir, la efectividad a tener en cuenta no es la del MST, sino la del condón (98% si se usa perfectamente).

      8. Si quieres quedarte embarazada, lo suyo es tener coito vaginal durante la ventana fértil. Hay miles de recomendaciones: un día sí un día no, todos los días a saco, que si por la noche mejor, que nada más levantarse, etc.

      Mi única recomendación NO SE ESTRESE USTED. Muchas veces tener cada coito planificado, hacerlo por obligación, con tensión, porque “toca hoy que está la ventana fértil abierta” influye negativamente en la ovulación.

      Lo mejor es hacerlo porque te apetece, con ganas. Además, estamos naturalmente más cachondas durante la ventana fértil, así que dejarlo fluir es una buena opción.

      ¿De verdad es efectivo el método sintotérmico?

      La OMS ha reconocido el método sintotérmico como un método anticonceptivo con una eficacia de un 99.6%​ (análoga a la de la píldora anticonceptiva).

      Es decir, que de cada 100 parejas que usan este método correctamente, menos de 1 ha tenido un embarazo no deseado.

       

      Un estudio de The Journal of the American Board of Family Medicine sugiere que la efectividad oscila entre un 76 y un 99%, dependiendo de la precisión en su uso. Por eso siempre es importante tener un conocimiento sólido del método antes de usarlo como anticonceptivo.

      ¿Lo puedo usar si tomo anticonceptivos, estoy lactando, soy irregular, tengo amenorrea, tengo SOP?

      Si tomas anticonceptivos hormonales, tu cíclo menstrual se suprime. En consecuencia, no verías cambios de temperatura ni en el moco cervical porque la cantidad de estrógenos y progesterona en tu cuerpo no varía.

      Si tienes ciclos irregulares, amenorrea o SOP puedes usar el método sintotérmico. Este método, es precisamente adecuado para conocer tu ciclo menstrual y sus variaciones, aunque seas irregular o tengas amenorrea o SOP, sigues siendo cíclica y nada mejor que saber leer los indicadores naturales de fertilidad para ver cómo cambian las particularidades de tu ciclo.

      Si además combinas el MST con cambios de hábitos para regular tus hormonas de manera natural como los que te planteamos en el curso de equilibrio del ciclo menstrual, vas a poder apreciar mejor los cambios y vas a sentir que tú controlas tu ciclo, no él a ti.

      Ventajas y desventajas del método sintotérmico

      Primero lo bueno:

      • ¿Sabías que el ciclo menstrual es el quinto signo vital? Llevar un registro como el que se hace con el MST te permitirá identificar posibles anomalías en tu organismo.
      • Es natural, no invasivo y respetuoso con tu cuerpo.
      • Te convierte en agente de tu propia salud y te devuelve el poder y la responsabilidad de tomar decisiones libres e informadas sobre tu cuerpo, sexualidad y salud.
      • Tiene un bajo costo. La inversión es de unos 12-20 € para comprar el termómetro basal y poco más. Aunque si se tiene en cuenta la preparación con una educadora menstrual para aprender el método correctamente, el precio puede aumentar mucho más. Eso sí, te ahorras el precio de la píldora, parche, anillo, DIU etc. y en el caso de que estés buscando embarazo te ahorras un pastizal en tests de ovulación.
      • Usas el mismo método como anticonceptivo o en la búsqueda del embarazo sin tener que cambiar nada.
      • Se estima que las parejas que usan el MST para buscar el embarazo, lo consiguen 6 meses antes que las que no lo usan. Es decir, se reduce el tiempo de búsqueda activa del embarazo de 1 año a 6 meses.
      • En un estudio a 334 parejas, el 74% estuvo de acuerdo con que su relación mejoró, en cuanto a la cercanía y la comunicación, además se sienten más respetadas y en control de su fertilidad.

      Y ahora lo no tan bueno:

      • No protege contra ITS.
      • No se adapta a todos los estilos de vida, siendo más complicado de gestionar para las mujeres que trabajan por turnos o que viajan constantemente.
      • No es apto para mujeres que no pueden decidir cuándo y cómo tener relaciones sexuales.

      Hasta aquí una, no tan breve, introducción al método sintotérmico.

      Si no he logrado la épica labor de responder todas tu preguntas sobre MST siempre puedes preguntarnos aquí abajo en comentarios o simplemente contarnos qué tal te pareció el artículo, eso nos encanta!

       

      Artículos Relacionados de Nuestro Blog: 


      Dejar un comentario

      Por favor ten en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados