Haz las Paces con tu Ciclo Menstrual y Recupera la Estabilidad

Ciclo menstrual

El siguiente artículo está escrito por nuestra experta Keira Kroin, mentora holística y espiritual. Keira comparte con nuestra comunidad Kiara sus consejos sobre cómo podemos sentirnos más equilibradas durante el ciclo menstrual, potenciando la conexión con nuestro útero. 

Tu útero y tu yoni son sagrados. Este espacio dentro de ti es tu principal centro de poder. Es de donde la energía vital y la fuerza salvaje de la mujer emanan hacia el mundo. Entonces, ¿por qué muchas de nosotras descuidamos esta parte de nuestro ser, nuestro ciclo natural?

Tal vez experimentas dolor, cansancio, antojos o tristeza durante tu menstruación y esto te hace sentirte desconectada del espacio de tu útero. Pero, ¿y si en lugar de descuidarlo, lo escucharas?

Tu ciclo menstrual es tu oportunidad de ser autorreflexiva. Es un proceso para volver a equilibrarte y desechar lo que ya no te está sirviendo. Mientras derramamos el revestimiento del útero, también podemos deshacernos de las energías que que ya no necesitamos llevar con nosotras.

Haz las paces con tu ciclo menstrual

La clave para hacer las paces con tu ciclo y tu útero es tratarlos como si fueran sagrados, porque de hecho, lo son. Así es como yo lo hago: 

Acepta tu ciclo menstrual

Muchas veces las molestias que sentimos hacen que nuestro cuerpo nos incomode y vayamos más despacio, cuando tal vez sentimos la presión de tener que ir más rápido. Acepta que este es un momento en que tu cuerpo requiere que frenes un poco y te relajes. Permítete ese descanso, decir «no», quedarte en casa e incluso terminar algo de trabajo en otro momento. ¡Intenta liberarte de la presión y simplemente ser en tu hermosa feminidad!

Crea un ritual

Una de mis maneras favoritas de sentirme más conectada con mi periodo es siguiendo una rutina o ritual que me haga sentir bien y sensual. Uno que pueda realizar en cada ciclo y modificar como quiera. Para mí, esto incluye un baño caliente, unas velas, ponerme una mascarilla, tomar un zumo y escribir un diario. Cuídate a ti misma. Dale a tu cuerpo y mente lo que necesitan, más cuidado personal y amor, sin sentirte mal por ello. 

Tener un diario es una parte clave de mi ritual, me sirve para ser más introspectiva. Aquí te dejo algunas ideas para que reflexiones sobre ellas y formes parte de en esa energía curativa: 

  • ¿Cómo puedo mostrarle a mi vientre más amor? 
  • ¿A qué le estoy dando energía en mi vida y no me sirve? 
  • ¿Cómo puedo llenarme de energía que me haga sentir más en contacto con mi verdadera esencia?
  • ¿Qué emociones estoy sintiendo ahora que tengo miedo de liberar?

Tómate un tiempo para pensar sobre estas preguntas y para ser honesta contigo misma. Es posible que te sorprenda lo cómoda y ligera que te sentirás después de una buena sesión de reflexión y escritura.

Pon los pies en la tierra

A veces nuestro período trae consigo emociones almacenadas que necesitan ser liberadas. No te juzgues a ti misma ni a las emociones que surgen de ti. Eres una mujer y uno de tus mejores regalos es que sientes profundamente. Cuando te sientas emocional, conecta con la Tierra. Literalmente: mete los pies en la tierra o en la arena, date un baño en el mar o da un paseo por el bosque. Respira hondo y absorbe la belleza de la naturaleza que te rodea y te apoya. 

Sé creativa

Tu período no es solo tiempo de reflexión, también es cuando nuestra creatividad e intuición están en su punto más alto. En esta fase de nuestro ciclo somos muy poderosas, tenemos dentro energía que está buscando expresarse. ¡Encuentra algo que te haga sentir bien y crea! Ya sea pintura, manualidades, baile, incluso escribir una historia corta o un poema. Utiliza tu energía creadora para infundir tu magia en algo que está fuera de tu cuerpo.

Mueve tu cuerpo

Cuando tenemos la regla, lo más nutritivo para nuestro cuerpo es el movimiento sencillo, lento y fluido, en lugar de un ejercicio intenso. Mi ejercicio favorito para realizar durante la regla son los «círculos de cadera». Los círculos de la cadera reducen los dolores menstruales y lumbares y también nos permiten disfrutar de nuestra energía sensual y femenina. Para hacer esto, siéntate en un lugar cómodo con las piernas cruzadas y coloca las palmas de las manos sobre las rodillas. Empuja tu pecho hacia adelante y haz círculos con tu cuerpo, comenzando desde tus caderas, en el sentido de las agujas del reloj. Haz esto unas 10 o 15 veces y luego cambia de dirección. Cuanto más presiones tus manos contra tus rodillas, más fuerza tendrás para hacer círculos de cadera realmente profundos y liberadores.

Por último...

Recuerda que tu periodo es un tiempo sagrado, un momento para honrar a quien eres en tu esencia. Tú, como mujer, eres poderosa, sabia, hermosa y mereces sentirte conectada a estas verdades. Tómate el tiempo y la energía para reconectar con tu yoni, tu útero y tu periodo, porque cuando lo haces, estás actuando con amor propio completo y total. Esto te lo mereces.

Si quieres conocer más sobre nuestra experta Keira Kroin, haz clic aquí. También puedes contactarla a través de sus redes sociales o por correo electrónico a keirakroin@gmail.com.

¡Visita nuestra página web para más consejos sobre salud femenina! 

 


Dejar un comentario

Por favor ten en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados