Agua de Rosas Sin Alcohol - 150ml - Ebers

Agua de Rosas Sin Alcohol - 150ml - Ebers

Precio habitual €6,50
/

Agua de rosas sin alcohol de Ebers

Obtenida por la destilación de pétalos de rosas, siendo ésta un tónico ideal para disfrutar de una belleza mucho más natural y sana.


✓Calma la piel.
✓Limpia y tonifica la piel.
✓Disminuye la inflamación y enrojecimiento, refrescando además la piel sensible y seca.
✓Antioxidantes: su alto contenido vitamínico es imprescindible para la creación de colágeno activo que protege a la piel de los radicales libres y mejora la estructura de ésta incrementado su hidratación, luminosidad y firmeza.
✓Antiséptica y cicatrizante: el agua de rosa seca y cicatriza, siendo por tanto eficaz en pieles grasas con cierta tendencia a la aparición de acné.


Modo de empleo:
Aplicar mañana y noche pulverizando directamente sobre el rostro, cuello y escote. 
El agua de rosas está indicado para cualquier tipo de piel y cualquier edad incluso en pieles extremadamente sensibles, ya que es un producto 100% natural sin perfume ni alcohol. Su uso continuado tónica y limpia en profundidad la piel, mejorando considerablemente ésta. 


Composición:
Aqua, propaneidol, propylene glycol, rosa parfum, PEG-40 hydrogenated castor oil, benzyl salicylate, linalool, salicylic acid, glycerin, sorbic acid, imidazolidinyl, urea, triethanolemine, geraniol, citronellol.

 

  • El envío es gratis por compras superiores a 39 euros. O 3,70€ por importes de compra menores.
  • Envío en 24-48 horas.
  • Muestras y regalos - ¡con cada envío! 
  • Te lo enviamos a casa o al trabajo todo en una caja discreta.

Recomendados Para Ti

GARANTÍA DE PROFESIONALES

Seleccionado y Testado por Expertas

Productos Efectivos

Te traemos productos que funcionan, con innovación y tradición

Calidad Natural

Solo productos naturales, ecológicos y de la más alta calidad

Consciencia y Sostenibilidad

Compra de manera consciente. Cuidamos de ti y del planeta

Te Ayudamos a Escoger

Si dudas qué producto te irá mejor, pregunta y te aconsejamos